válvula que controla el flujo de agua de la calefacción;0.00

0.00

En su oferta de modelos, Resideo tiene dentro las novedosas válvulas de control de la serie VC para supervisar el fluído de agua ardiente y/o fría en apps de calefacción y refrigeración doméstica y comercial.

Libres en 2 y 3 vías, las válvulas dejan efectuar un control modulante merced al actuador flotante (3 puntos) o modulante (0-10V). Se fabrican en tamaños de ½”, ¾” y 1” para amoldarse a la mayor parte de las instalaciones y, como es característico en las válvulas VC de Honeywell Home, trabajan con un diferencial de presión de hasta 4 bar ( 40 kPa).

¿Debo disponer una válvula termostática en todos y cada radiador o es dependiente de la habitación? ¿Por qué razón en el radiador del baño no me lo han instalado?

Según la normativa indicada en el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Inmuebles) sugiere disponer válvulas termostáticas en los radiadores de calefacción en las estancias primordiales de la vivienda, comedor, salón de estar y cuartos . Si se instalasen en todos y cada uno de los radiadores del edificio y se cerraran todos al unísono la caldera se quedaría sin circulación, provocando inconvenientes de desempeño.

Según la definición que da el IDAE (Centro para la Diversificación y Ahorro de Energía), la válvula termostática deja supervisar la temperatura de entrada al emisor dependiendo de la temperatura ámbito, dando permiso el paso de aproximadamente agua ardiente.

App de las válvulas

En la versión VC de 3 vías, los instaladores tienen la posibilidad de emplearlas en apps de control de la temperatura de mezcla de agua para emplearla como válvula diversora.

Por ejemplo apps, la utilidad de estas válvulas dejará que se logren emplear tanto para supervisar la temperatura de mezcla del agua en una instalación de suelo brillante/refrescante, para supervisar el caudal en un intercambiador de placas o la capacidad emitida por un seguidor-coil.

Válvula termostática

Estas válvulas miden la temperatura de la habitación y amoldan la capacidad calorífica del radiador consecuentemente. Con ellas puedes cambiar la válvula a la temperatura que desees que tenga la habitación, ¡y hace todo el trabajo por ti! En el momento en que la temperatura de la habitación consigue el nivel esperado, la válvula se cierra para parar el fluído de agua y eludir que el radiador se ardiente mucho más. Son muy eficaces.

Es la válvula de radiador mucho más generalmente encontrada. Puedes abrirlas de forma manual aproximadamente en dependencia de tus deseos y pretensiones. Son las mucho más fáciles y probablemente las mucho más económicas de disponer primeramente, pero tienen la posibilidad de aumentar la factura si por servirnos de un ejemplo te olvidas de cerrarlas en el momento en que no precises calor.

Deja un comentario