trucos oara pagar menos calefaccion radiadores con placas solares;0.00

0.00

España es, al lado de Portugal, el país europeo con mayor proporción de horas de luz cada día, como mucho más de ocho horas. Si a esto le unimos la necesidad, a nivel familiar, de achicar el gasto económico en las facturas y la polución ambiental, la energía del sol se pone como la mejor solución dados estos inconvenientes, en tanto que es una energía renovable, limitada y económica.

Hay 2 géneros de energía del sol que tenemos la posibilidad de explotar a nivel familiar: el primero se sirve de placas solares fotovoltaicas y el segundo de cuadros solares térmicos. Los dos tipos se tienen la posibilidad de usar para climatizar una casa.

No olvides el cuidado, mira los radiadores

Si purgar los radiadores no entra en tu catálogo de cosas que realizar para prepararte enfrente del frío, debería. Purgar a los radiadores es sencillísimo. Llevarlo a cabo te afirma que los radiadores van a estar andando adecuadamente y siendo eficaces. En otras expresiones, van a gastar menos energía en calentar la vivienda.

Puedes explotar la luz natural para ahorrar en calefacción. Para esto solo es requisito dejar las persianas subidas en el momento en que lleve a cabo sol, tal es así que los rayos calientan los cristales y la vivienda.

Trucos para ahorrar en calefacción

  • Según los especialistas, la temperatura ideal para calentar la vivienda es de 19º a 21ºC. En el momento en que aumentamos 1ºC, elevamos precisamente un 7% el gasto de energía, con lo que debemos prestar atención al termostato.
  • Un óptimo sistema de aislamiento en las ventanas evitará un desperdicio de energía y por consiguiente reducirá la pérdida de calor. El doble vidrio consigue hasta un 50% menos de pérdidas de calor en la vivienda.
  • No es necesario un buen tiempo de ventilación: con 15 minutos es bastante y, además de esto, procura ventilar en el momento en que no poseas la calefacción encendida, puesto que evitarás perder el calor juntado.
  • Impide los “golpes de calor”: es conveniente sostener una temperatura incesante.
  • No cubras los radiadores: poner cerca un mueble o ropa húmeda sobre un radiador va a hacer que el consumo sea mayor.
  • Quita el aire de los radiadores cuando menos una vez por año, en tanto que las burbujas de aire que se amontonan causan que los radiadores no calientan con la capacidad adecuada.
  • Programa el encendido: procura desarrollar la calefacción una hora antes de llegar a casa, para eludir que esté encendido un tiempo insignificante.
  • Mira las puertas y ventanas, puesto que muchos son los casos en los que hacen que se pierda calor prácticamente sin percatarnos. Puedes tapar los huecos con silicona y masilla para sostener calor en el hogar y ahorrar en calefacción.
  • Si existe alguna habitación vacía en tu casa, no la calientes. Cierra la llave de los radiadores de gas en estas habitaciones para eludir costos insignificantes.
  • Equipara: frecuentemente no conocemos algunos sistemas de calefacción. Es conveniente informarse sobre sistemas como gas natural o biomasa por el hecho de que son los mucho más económicos, en frente de los radiadores eléctricos o el gasóleo.

Puedes utilizar estos trucos y achicar los costos. No obstante, nos encontramos contentos de comprobar tu factura y también informarte sobre el procedimiento que mejor se ajuste a tu vivienda, para eludir costos insignificantes y a fin de que quedes de acuerdo con la calefacción de tu casa este invierno. Contacta con nosotros!

¿De qué forma tienen la posibilidad de ahorrar energía los usuarios?

¿La última factura de la luz que te llegó fué escandalosa? Aplica estos fáciles trucos que te planteamos y vas a poder ahorrar energía, dinero y disgusto. Y, ahora de paso, llevar a cabo un favor en el mundo.

  1. Usa la luz natural al límite.
  2. Si precisas prender la luz, mejor decantarse por bombillas de led. La inversión inicial puede ser elevada, pero con el tiempo vamos a ahorrar dinero.
  3. Si precisas mudar un electrodoméstico, busca artículos con eficacia energética A++ o A+++.
  4. ¿Usas una lámpara parado para tener luz despacio por las noches? Si no precisas mucha luz, puedes mudarla por una candela. En este momento hay candelas aromatizadas que, aparte de proveer un ámbito caluroso y romántico, son muy relajantes y dan un satisfactorio perfume nuestro hogar.
  5. Antes de prender el aire acondicionado o la calefacción, vístete según la temperatura que lleve a cabo. La ropa mucho más fría en verano y una mantita en invierno tienen la posibilidad de ser suficientes.
  6. Efectúa el cuidado periódico de tus aparatos electrónicos y electrodomésticos.
  7. Cambia la iluminación exterior de tu hogar por luces solares. ¡Hay multitud de modelos y colores!
  8. Ajusta la capacidad eléctrica que tienes contratada en el hogar según tu consumo.
  9. Desenchufa el cargador del móvil inteligente y todos estos gadgets que están en stand-by.
  10. Siempre y cuando consigas, cambia el vehículo privado por el transporte público. Y si es por una bicicleta, bastante superior.
  11. ¿Vives en un chalet? Explota para disponer placas solares en el tejado.
  12. Descongela periódicamente tu congelador.
  13. Intente no contemplar los radiadores (no, tampoco deberías poner la ropa que no se ha acabado de secar en la cuerda de tender).
  14. Asegúrese de cerrar la puerta del frigorífico y del horno mientras que estén en empleo.
  15. Cambia tus baños por duchas cortas y jura no eternizarte bajo el agua calentita.
  16. Coloca la lavadora, el lavaplatos y la secadora en el momento en que estén llenos y emplea los programas eco.
  17. Divide la basura y recicla todos y cada uno de los artículos que logres.
  18. Pásate en las bolsas de lona (las reconocidas tote bags).
  19. Instala un termostato capaz o una aplicación de consumo energético.
  20. Reutiliza antes de tirar.

Deja un comentario