tengo calefacción pero no agua caliente en la caldera;0.00

0.00

Entre las causas mucho más comunes por las que una caldera no marcha es la carencia de presión. En un caso así, no marcha ni el agua ardiente ni la calefacción.

Para un preciso desempeño, el manómetro ha de estar entre 1 y 1,5 bares de presión, estando en frío. Si está abajo, podríamos solventarlo a través de la llave de llenado ubicada bajo la caldera. La vamos a abrir pausadamente, hasta hallar la presión sugerida arriba. Finalmente, probamos que la caldera marcha bien.

No sale agua ardiente y se calientan los radiadores. Precaución por el hecho de que si tienes la calefacción puesta, ahora van a estar los radiadores calientes (y por supuesto no apreciarás esto).

El inconveniente lo causa la válvula de tres vías, esta debería posicionarse de manera agua ardiente, pero se queda en calefacción (su situación de reposo, normalmente). De ahí que la caldera comienza y exhibe aun al conduzco de encendido o llama, pero no sale agua ardiente… y el agua que excita la caldera se marcha hacia los radiadores.

No sale agua ardiente, sube bastante la presión (y la temperatura en la caldera) y hace un fuerte estruendos

Al abrir el grifo de agua ardiente, sale fría y en la caldera la presión del manómetro sube velozmente (asimismo lo va a hacer la temperatura) llegando a despedir agua por la válvula de seguridad y quizás aun se genere un fuerte estruendos o estrépito…

O sea causado por un fallo en la bomba, que no desplaza el agua que se ha calentado en el quemador, y al acrecentar la temperatura, incrementa presión (con mucho más de 3 bares la caldera por seguridad expulsará al sobrante) y vibralo todo (de ahí el fuerte estruendos).

¿Qué ocurre?

Al abrir un grifo de agua ardiente, hay un movimiento de agua que la caldera descubre a través de sensores de caudal o proporción de fluído. Esta señal recibida hace que el circuito primordial, este mande el orden al extractor/ventilador de gases a fin de que gire, la válvula de tres vías pase a modo agua ardiente (en reposo está en calefacción), la bomba mueva el agua y por último, que arranque el quemador.

Por consiguiente, si al abrir el grifo, la caldera “hace algo” (emite algún estruendos, prende algún LED, etcétera.) quiere decir que, por lo menos, la caldera descubre que se le pide agua ardiente, pero en algún punto siguiente del desarrollo algo está fallando.

Problema Número 3: Tubería de Condensación Congelada

¿Podría ser el motor de adentro de la caldera que desplaza el agua que al comienzo logre marchar mal? La cuestión es que si en estos 5 primeros segundos no llega a apagarse la caldera al reducir tanto la llama con las oscilaciones, marcha bien el resto del tiempo que sigue el grifo abierto. La caldera toma al abrir el grifo, pero no excita el agua… Esto es debido, en la mayor parte de las oportunidades, a un fallo en la válvula de tres vías, no se logra ubicar de manera agua ardiente.

Deja un comentario