tengo calefaccion no para y no hay agua caliente;0.00

0.00

Entre las causas mucho más comunes por las que una caldera no marcha es la carencia de presión. En un caso así, no marcha ni el agua ardiente ni la calefacción.

Para un acertado desempeño, el manómetro ha de estar entre 1 y 1,5 bares de presión, estando en frío. Si está abajo, podríamos solventarlo a través de la llave de llenado ubicada bajo la caldera. La vamos a abrir pausadamente, hasta hallar la presión sugerida arriba. Para finalizar, probamos que la caldera marcha bien.

Averías o fallos recurrentes en el desempeño de la caldera

Síntomas: En el momento en que se abre el grifo de agua ardiente, no se excita el agua y aún de esta forma se comienzan a calentar los radiadores de la vivienda (sin estar la calefacción puesta).

Fallo: Falla la válvula de tres vías, que es la parte encargada de ofrecer paso entre la calefacción y el agua ardiente; va a haber que mudar esta parte. Asimismo puede fallar el circuito electrónico, que no manda señal eléctrica a la válvula de tres vías.

¿Qué falla en el momento en que no marcha la calefacción?

Si no hay ningún inconveniente con la manera en que está puesta la caldera, el fallo está en otro punto, verificando qué falla. La primera cosa que tienes que realizar es cerciorarte de que el termostato está mandando una señal a la caldera. Va a ser de este modo si al desplazar la rueda para elegir la temperatura, en la situacion de los termostatos analógicos, escuchas un click. Entonces sí marcha el termostato.

La comprobación si este es digital va a ser algo mucho más costosa. En un caso así le va a tocar revisar el modo perfecto de programación que tiene elegido. Si es preciso vas a deber controlar la temperatura a la que el termostato cree que debe mandar la señal a la caldera a fin de que arranque. Quizá sea, por algún fallo, bastante alta. Asimismo que esté planificado para saltar a una hora cierta.

 Inconvenientes en la salón de calderas:

En un caso así lo más conveniente es entrar en contacto con la compañía o persona responsable del cuidado para efectuar una revisión en la salón de calderas y revisar si n existe alguna fallo o existe alguna obstrucción. Posiblemente sea preciso efectuar una limpieza de circuitos.

Las mezclas de agua ardiente y fría se generan en los puntos plataformas de suministro, más que nada en las válvulas termostáticas y en los grifos monomando, donde se juntan los dos circuitos, el de agua fría y el de agua ardiente. El agua fría, gracias a la diferencia de presión, puede pasar al circuito de agua ardiente. Al generarse esta mezcla, lo que sucede es que sale agua fría al abrir el grifo de agua ardiente.

¿Existe agua ardiente en el tanque donde se guarda?

Los que hemos compartido piso entendemos que hay que economizar el agua ardiente o, cuando menos, dejar un intervalo de suficiente tiempo entre una y otra ducha. En caso contrario, es posible que solo haya agua ardiente para el primero y el resto deban conformarse con una revitalizante ducha fría. Si el tanque de agua ardiente está vacío, te va a tocar aguardar a que se vuelva a completar, pero afortunadamente no tiene que ver con una fallo.

Va a haber quien no le haya pasado, pero en ocasiones no disponemos agua ardiente por la fácil razón de que hemos apagado el termostato y nos hemos olvidado de encenderlo o que esté planificado en horario incorrecto. Es recurrente apagarlo en el momento en que nos fuimos de viaje y no acordarnos de encenderlo hasta el día de hoy que requerimos agua ardiente. Si tras prender el termostato, proseguimos sin agua ardiente, entonces es conveniente llamar al servicio técnico.

Deja un comentario