temperatura idónea que.tiene.que.estar agua de calefaccion;0.00

0.00

LA TEMPERATURA IDONEA DEL AGUA DE LAS CALDERAS: EL TERMOSTADO

Merced a los adelantos de la tecnología, en la actualidad no hemos de estar atentos de subir y bajar la temperatura de la caldera cada mes.

La electrónica que disponen las calderas recientes nos deja regular la temperatura de manera automática, en función de las pretensiones que tengamos.

La mejor temperatura ámbito

La temperatura mucho más confortable para el hombre en estado de reposo es entre 18º y 20ºC. Si trabaja la cifra baja en el intervalo comprendido entre 15º y 18ºC, según el género de movimiento y la intensidad con la que se efectúa.

Para hacernos un concepto, tenemos la posibilidad de equiparar al hombre con una estufa cuyo comburente son los alimentos. En concreto un hombre de 70kg equivale a una estufa que crea 105 kilocalorías cada hora, cantidad bastante para hervir 25 litros de agua. Esta es la razón por la cual en el momento en que nos encontramos varios en una salón sube la temperatura. Cada individuo que entra es de qué forma poner una estufa mucho más.

¿Qué papel juega la temperatura de vuelta?

La contraparte de la temperatura de impulsión es la temperatura de retorno. Esta es la temperatura a la que el agua de calefacción regresa al generador de calor en oposición al intercambiador de calor tras pasar por los usuarios. los radiadores o el suelo brillante, el agua desprende energía con apariencia de calor en el momento en que se enfría, que al tiempo excita la estancia. De vuelta al calentador, se regresa a calentar: el período empieza nuevamente. La diferencia de temperatura entre el fluído y el retorno asimismo tiene por nombre propagación. Esto se da técnicamente adecuadamente a Kelvin: 0 °C se ajusta a 273,15 Kelvin, pero la diferencia de temperatura en grados Celsius y Kelvin es exactamente la misma, o sea, diez °C mucho más son asimismo diez K mucho más. Con los radiadores comúnes , se frecuenta usar una temperatura de impulsión de 70 °C y un retorno de 55 °C y, por consiguiente, un diferencial de 15 K, al paso que la calefacción por suelo brillante marcha con un diferencial de diez K con un caudal de 40 °C y un regreso de 30 °C.

Los sistemas de calefacción siempre y en todo momento precisan una variable de referencia para lograr marchar apropiadamente. En la situacion mucho más fácil, es la temperatura ámbito: si es inferior a la temperatura programada, la calefacción está encendida; si sube por arriba, la calefacción se apaga. Esto suena fácil, pero en la práctica es una pérdida de energía: ¿De qué forma se piensa que el sistema de calefacción debe comprender la situación climática y amoldar el accionar de calefacción y la temperatura de impulsión consecuentemente? Con la temperatura ámbito como único factor, la calefacción solo puede marchar de manera obstinada con una temperatura de impulsión cierta. Da igual si hace frío o calor afuera.

Con diferenciador

Si tiene diferenciador de agua para lograr poner la calefacción a una temperatura y el agua para lavar platos y bañarnos en otra, la del agua corriente va a deber de estar a 45º y la de la calefacción 55º.

Si piensas obtener una caldera de gas, te aconsejamos desde Chaffoteaux adquirirla con diferenciador, puesto que de esta forma lograras ahorrar energía y por consiguiente es mucho más económico más adelante.

Género de vivienda

El género de vivienda es un punto esencial a tener en consideración, puesto que una planta baja, entreplanta o un duplex, por servirnos de un ejemplo, tienen peculiaridades que las hacen aproximadamente atacables a las bajas o elevadas temperaturas.

El segundo error grave es poner la calefacción al límite a lo largo de todo o una gran parte del día. Para no tener que poner la calefacción al límite es esencial tener claro un apunte:

Deja un comentario