sistema calefacción tipo clima aire caliente frio funcionamiento local;0.00

0.00

Está claro que la climatización de sitios interiores, así sea por el hecho de que de este modo lo establece una temporada concreta del año o pues las ocupaciones y apps que se ejecutarán en un recinto de este modo lo necesitan, se forma en un aspecto primordial para una edificación, debido a que un perfecto sistema de aire acondicionado garantizará confort para los ocupantes, aparte de resguardar a determinados equipos y áreas concretas que precisan este sistema.

Consideraciones y Métodos de la Planeación Hoy en día en la planificación y el diseño de una instalación de acondicionamiento de aire, los programadores, ingenieros y profesionales se encargan de la tranquilidad de los pobladores de un edificio, pero como puntos de igual relevancia, asimismo se enfocan en la calidad del aire que es suministrado en el interior, a los objetivos de velar por la salud de los ocupantes.

Calefacción de agilidad variable.

La calefacción de agilidad variable es un aspecto esencial para la viabilidad de las bombas de calor en condiciones de frío radical.

En vez de ingresar el aire en el hogar a máximo rendimiento y apagarlo en el momento en que la temperatura llega al ajuste del termostato, los sistemas de agilidad variable marchan de forma continua para sostener la temperatura deseada. Esto deja que el sistema suba y baje a un ajuste mucho más bajo en lugar de prenderse y apagarse reiteradamente.

No tiene capacidad a temperaturas exteriores bajas

Otro fundamento por el que acostumbran a dejarnos tirados este género de equipos es el bajo desempeño que dan con temperaturas exteriores inferiores de 5ºC. Si la persona que instala el aparato efectúa el cálculo de cargas térmicas «a ojímetro», posiblemente instale un aparato cuya capacidad nominal se ajuste a la demanda del local, pero no tenga presente que la capacidad que da el aparato con temperaturas exteriores bajas puede ser inferior a la nominal señalada por el desarrollador.

Observemos un caso de muestra, en la tabla de la imagen se expone la capacidad que proporciona un aparato a distintas temperaturas exteriores. Podrían vendernos una bomba de calor con capacidad nominal 19,8kW suponiendo que basta para nuestro local pero, como puede verse en la parte subrayada en amarillo, el día que la temperatura exterior sea 0ºC el aparato solo podría prestar 14 ,3kW lo que, si no se tuvo presente, podría dejarnos tirados justo en el momento en que mucho más se precisa (días mucho más fríos).

Bomba de calor Aire-Aire

En un caso así, ahora diferencia de las bombas de calor aire-agua, la máquina de una bomba de calor Aire-Aire actúa trasfiere el calor que se toma del exterior de forma directa al aire del local a calentar. Así mismo no excita ningún circuito de agua, sino más bien de forma directa el aire.

Los usos de la bomba de calor Aire-Aire son algo limitados, puesto que únicamente se usa para calentar esto mismo, aire, con lo que no se usa para calentar agua ardiente sanitaria, sino más bien solo como calefacción. Actuaría como un aire acondicionado pero expulsando aire ardiente (y asimismo frío si se quisiese de esta forma).

¿Qué es un sistema Aire – Agua?

Son instalaciones que emplean fluido o agua como ingrediente base para el aporte de energía ardiente o fría en frente de unas baterías que intercambian con el aire el calor, climatizándolo. Las maquinarias plataformas tienen la posibilidad de ser inductores, seguidor-coils, radiadores, climatizadores centrales para unas instalaciones con mayor capacidad, convectores…etcétera.

Pero, ¿qué diferencia hay entre equipos de Aire – Aire y Aire – Agua?… Los equipos Aire – Aire no excita ningún circuito de agua, sino más bien de manera directa el aire. Conque un aparato Aire – Aire son algo limitados, puesto que únicamente se usa para calentar el aire, con lo que no se usa para calentar agua ardiente sanitaria, sino más bien solo como calefacción a través de la expulsión de aire ardiente y asimismo frío, si de esta manera se quisiese.

Deja un comentario