si se conecta la calefacción de un vehículo consume más;0.00

0.00

En la actualidad, es bien difícil imaginar conducir un automóvil sin calefacción o aire acondicionado, según la temporada.

Pero a lo largo de la mitad de su crónica, no hubo vehículos calefacción o aire acondicionado en los automóviles. Fue solo tras 1940 en el momento en que comenzó a mostrarse nuevos modelos que podían supervisar la refrigeración/calefacción de espacios. Hoy día lograras hallar ediciones básicas de vehículo sin aire acondicionado.

Aire acondicionado: hasta 1 litro por cada cien km

Los acondicionadores de aire, por otro lado, emplean un compresor conectado a la correa del motor para marchar. Esto consume energía y por consiguiente gasolina. Consume en torno a 0,2 a 1 litro de gasolina cada cien km.

Evidentemente, consumir aproximadamente comburente es dependiente de la temperatura exterior y de la intensidad con la que

Turismos eléctricos

La autonomía pertence a los mayores inconvenientes a los que se combaten los automóviles eléctricos. En la situacion de la calefacción, es requisito utilizar las baterías que nutren el turismo para hallar calentar el habitáculo, lo que reduce el rango de autonomía.

Para reducir este inconveniente, los desarrolladores han recurrido a diferentes métodos que no consiguen normalizar completamente el gasto de baterías. Entre los mucho más relevantes, está la utilización de resistencias eléctricas o bombas de calor, los transmisores eléctricos mientras que se recarga el turismo y el etanol o alcohol etílico como comburente (mediante unos quemadores) para calentar el habitáculo.

Consejos útiles para usar la calefacción de tu turismo

  • Si terminas de prender el vehículo y todavía no está ardiente, no coloques la calefacción puesto que vas a estar metiendo aire exterior sin calentar en el habitáculo y lo enfriarás aún mucho más. En el momento en que comience a calentar (ver temperatura del agua en el salpicadero) emplea la calefacción con recirculación, de este modo el aire que se excita es el de en el turismo y lograremos calentar mucho más veloz. Es conveniente sacar la forma recirculación al cabo del rato, puesto que, lamentablemente, requerimos oxígeno para vivir en ella.

No usar guantes ni abrigos

Conducir con guantes gruesos impide tener un óptimo tacto de la dirección y de la palanca de cambios. Lo mismo sucede si llevamos un gabán puesto mientras que conducimos. Ya que, en este último caso, puede reducirse la movilidad y el cinturón puede no ajustarse adecuadamente al cuerpo.

Entonces, ¿qué debemos llevar a cabo? Lo idóneo sería prender la calefacción a mucho más de 22 grados, de ser realmente friolero, antes que llevar mucho más prendas de las primordiales.

Deja un comentario