reducir la velocidad de agua en un radiador calefaccion;0.00

0.00

La semana anterior le explicábamos de qué manera calcular una instalación bitub. Esta vez, le enseñamos de qué forma calcular una instalación bitub con retorno directo.

De qué forma modular la capacidad de los radiadores

Puedes modular la capacidad de los radiadores a través del detentor, que es la clave que regula la entrada de agua en el radiador.

  1. Cierra levemente el detentor en los radiadores que mucho más calientan. Media vuelta hacia la derecha va a ser bastante.
  2. Abre el detentor a los radiadores que no calientan bien. Si ahora están libres al límite, prosiga cerrando los radiadores que se hayan calentado antes.

Salto térmico

Para la determinación del caudal en el momento en que usamos un líquido como medio para la transferencia de calor debemos entender la capacidad térmica a transportar y la diferencia entre la temperatura del agua al comienzo del desarrollo de trueque y la temperatura en el final del mismo, que vamos a llamar salto térmico. Ahora, se da una referencia a título orientativo, de los saltos térmicos mucho más frecuentes usados en las instalaciones en inmuebles:

Una unidad de régimen de aire tiene una batería de calefacción por agua ardiente de 80 kW a sabiendas de que va a recibir agua que viene de un circuito de calefacción a 45ºC, que se desea trabajar con un salto térmico de 5ºC, se solicita calcular la temperatura de salida del agua y el caudal de agua que va a deber circular por la unidad de régimen de aire:

UNO. Aprende a conducir tus radiadores y transformarlos en ahorrativos de calefacción merced a las válvulas equilibradas y cabezales termostáticos.

Las válvulas comúnes solo dejan abrir o cerrar el paso del agua al radiador, no existe la oportunidad de regular el caudal ni de supervisar la temperatura. Las válvulas de equilibrado en los radiadores de calefacción dejan garantizar que por cada radiador circule el caudal preciso, corrigiendo los desequilibrios comunes en distribuciones por columnas (bastante caudal en primeros radiadores y carencia de este en los últimos).

Estas válvulas pertrechadas con cabezales termostáticos dejan que el usuario ajuste la temperatura que quiere en todos y cada estancia, eludiendo excesos de calor y, por consiguiente, de consumo. El modelo mucho más simple es manual, fijando el cabezal en una situación semejante a la temperatura deseada, pero asimismo hay en el mercado equipos electrónicos que dejan desarrollar el desempeño de los radiadores de calefacción (temperatura, horarios, periodos de sepa). Su instalación agradecerá que conozca mucho más intensamente su desempeño puesto que, así, asimismo va a poder admitir en el momento en que algo no marcha bien y de qué manera repararlo a la mayor brevedad. Lo que nos transporta al siguiente punto.

Deja un comentario