real decreto 56 2016 en edificios de calefaccion central;0.00

0.00

La capital de españa, 3 de junio de 2021

Individualizar el consumo de calefacción 

El Real decreto Europea 2012/27/UE, relativa a la Eficacia Energética, pero dejó fuera la parte relativa a la contabilización personalizada de consumos de calefacción, agua ardiente sanitaria y refrigeración en instalaciones centralizadas, que sí se encontraba incluida en el boceto de real decreto que se había estado conduciendo hasta el momento. No obstante, la Directiva Europea de Eficacia Energética da de período hasta el 31 de diciembre de 2016 para hacer las intervenciones primordiales en la instalación.

De antemano a la aprobación del presente El Real Decreto 56/2016, anunciado el 13 de febrero de 2016, se manejaba un boceto de Real Decreto, no aprobado por último, que sí se reflejaba la contabilidad personalizada de consumos. No obstante, según este borador de RD, no todos las edificaciones con calefacción central de España estarían obligados a utilizar esta medida ya que es dependiente de la región climática donde se halle tu vivienda. Según se recopila en el Capítulo V, producto 14 de este archivo: “En las edificaciones que ya están en los que la instalación de contadores de consumo particulares no sea técnicamente posible y se hallen situados en las ubicaciones climáticas alfa, A o B según con el Código Técnico de la Edificación, se considerará que la instalación de repartidores de costos de calefacción no es a nivel económico productivo, con lo que en estas situaciones se van a poder emplear métodos alternos para la medición del consumo de calor”.

¿Qué ha ocurrido con los contadores particulares?

Desde el momento en que se aprobase la directiva, el Gobierno fué aprobando distintas normativas que recogían las novedosas demandas de europa.

Puedes consultarlas todas y cada una aquí.

¿Qué virtudes piensa todo lo mencionado?

Según Ignacio Abati, presidente de Aercca (Asociación De españa de Repartidores de Costos de Calefacción), esta medida va a suponer esenciales ahorros de energía y de emisiones contaminantes. Además, afirma que «en la situacion de Castilla y León se van a dejar de producir un total de 50.000 toneladas de CO2 por año».

En lo que se refiere al ahorro, las familias castellanoleonesas van a poder ahorrar hasta 300 €/año. En verdad, desde la OCU (Organización de Usuarios y Individuos) afirman que con este cambio se puede ahorrar entre un 20% y un 30% de la energía que antes se consumía.

Deja un comentario