Radiadores para personas con alergias al polvo

¿Qué radiadores debe instalar para ayudar a minimizar los síntomas causados ​​por las alergias al polvo, los ácaros del polvo, el polen u otras partículas en el aire?

Si es alérgico al polvo, los ácaros del polvo u otras partículas transportadas por el aire, debe evitar instalar radiadores que funcionen por convección, es decir, que expulsen el calor hacia el aire.

Los radiadores de convección expulsan aire caliente que luego circula por la habitación. En consecuencia, los radiadores convectores harán que el polvo y otras partículas circulen por la habitación. Tal movimiento de estas partículas agravará una alergia.

Si es alérgico o sufre de fiebre del heno, lo mejor es buscar radiadores que funcionen irradiando calor, en lugar de convección de calor, ya que estos diseños causan menos movimiento de aire y polvo, por lo que son una mejor opción.

Los radiadores populares que funcionan por radiación están hechos de hierro fundido o piedra, por lo que ofrecen una buena solución para quienes sufren de alergias al polvo o al polen. Otras opciones a tener en cuenta son los paneles radiantes, los radiadores eléctricos o los radiadores de vidrio y espejo.

Tenga en cuenta la capacidad del radiador para retener el polvo y la facilidad de limpieza. Los radiadores de panel plano que son fáciles de limpiar se prestan particularmente bien a las personas que sufren de alergias. Ahora hay una gran cantidad de radiadores delgados que ofrecen los beneficios prácticos del calor radiante y una fácil limpieza junto con un estilo minimalista y precios asequibles.

Además, se desaconseja secar la ropa en radiadores, ya que la humedad puede exacerbar los síntomas. Piense en otras formas de disminuir los niveles de humedad, como mejorar la ventilación.

Algunas personas también pueden sufrir alergias causadas por los productos químicos que se utilizan en algunas pinturas. Esto significa que el radiador de panel estándar puede no ser adecuado para muchas personas y se deben considerar otros productos. Por ejemplo, los radiadores de acero inoxidable ofrecen un acabado impresionante, junto con un buen rendimiento de calefacción y no tienen recubrimientos químicos que puedan agravar una alergia. La gama de radiadores de acero inoxidable ahora es enorme y esta es una opción popular para aquellos que buscan evitar los radiadores que están pintados. También vale la pena considerar los radiadores de piedra, de granito, mármol o piedra caliza, o incluso los radiadores de vidrio, aunque estos suelen tener una menor producción de calor que sus equivalentes de metal.

Para obtener más información sobre los productos adecuados para las personas que sufren de alergias, vale la pena ponerse en contacto con un especialista en radiadores o un experto como Feature Radiators. Un experto como este puede proporcionar soluciones prácticas y asequibles pero atractivas para cumplir con cualquier especificación y está acostumbrado a tratar todo tipo de solicitudes inusuales.

Deja un comentario