que hacer para que funcione la caldera de la calefaccion;0.00

0.00

Arrancar la caldera/poner en modo invierno

Hay que garantizar que la caldera esté encendida en el caso de haberla parado a lo largo de los meses de calor para no gastar.

Si la caldera es exactamente la misma que crea agua ardiente, asegúrese de que está en modo invierno (comunmente se señala con el dibujo de un radiador).

Falta de presión.

Entre las causas mucho más comunes por las que una caldera no marcha es la carencia de presión. En un caso así, no marcha ni el agua ardiente ni la calefacción.

Para un preciso desempeño, el manómetro ha de estar entre 1 y 1,5 bares de presión, estando en frío. Si está abajo, podríamos solventarlo a través de la llave de llenado ubicada bajo la caldera. La vamos a abrir pausadamente, hasta hallar la presión sugerida arriba. Para finalizar, probamos que la caldera marcha bien.

Presiones de agua incorrectas de la caldera

Lo habitual es que la presión de la caldera en frío y con la bomba parada oscile entre 1,2 y 1,5 bar ( el bar es la unidad de medida de presión). Para revisar este número tienes que dirigirte al manómetro de la caldera, donde se reflejarán distintas presiones en todo el día dependiendo del empleo que estemos realizando. Si la calefacción está encendida, probablemente la presión suba un tanto, si bien volverá al baremo frecuente en el momento en que se enfríe.

Tomando como referencia estas cantidades, si la presión del agua es mayor o menor desembocará en distintas averías o fallos según uno u otro caso.

Inconvenientes con circuito o radiadores

Otros inconvenientes que se tienen la posibilidad de generar en el momento en que no marcha la calefacción apropiadamente están relacionados con el estado de los radiadores y el circuito. Si, por poner un ejemplo, la calefacción marcha pero pierde presión, sube la de la caldera. Si la prosigue perdiendo con velocidad, o se queda con la presión a cero, probablemente halla un escape. En un caso así, es requisito comunicar a un técnico, tanto si el escape es de agua tal y como si es de gas. En este último caso, que apreciarás por el fragancia, apaga asimismo la caldera para impedir inconvenientes mayores. La fuga va a ser mucho más visible en el momento en que sea de agua, en tanto que comenzarán a mostrarse humedades por las ubicaciones próximas al circuito de la calefacción.

Los radiadores asimismo tienen la posibilidad de ser uno de los autores de inconvenientes en el momento en que no marcha adecuadamente la calefacción. Especialmente si el circuito tiene aire. En un caso así, posiblemente supuestamente la calefacción ande bien, e inclusive ciertos radiadores calientes. Pero otros solamente se calentarán, o solo lo van a hacer en parte. En estas situaciones es recomendable purgar el radiador que dé inconvenientes, por el hecho de que el aire va a impedir que el agua llene el circuito. De este modo, el calor no se va a repartir de manera traje por el circuito.

No sale el agua suficientemente ardiente

Síntomas: En la ducha notas el agua tibia oa ocasiones muy ardiente y otras friísima. Aun cambiando la temperatura de la caldera al límite.

Fallo:  Inconveniente de caudal elevado, reduciendo la demanda de agua (cerrando mucho más el grifo) se consigue mucho más ardiente, aparte de achicar gasto en agua y gas.

Deja un comentario