que calefacción es mas barata eléctrica o de gas;0.00

0.00

Intentando encontrar la calefacción mucho más económica: comparativa de sistemas

  • Calefacción eléctrica. Este género de calefacción la forman primordialmente los transmisores térmicos, el llamado calor azul, y que primordialmente son los radiadores eléctricos que marchan calentando un fluido dentro suyo que después cede el calor a la estancia. La primordial virtud de los sistemas de calefacción eléctrica es que no necesitan una enorme inversión, de ahí que es uno de los más importantes sistemas para calentar segundas casas o espacios de empleo discontinuo. Su primordial problema, que no están aconsejados para calentar enormes estancias. Además de esto, la calefacción eléctrica tiene un consumo medio-prominente y está relacionada a la variación del precio de la electricidad. Conque si estas buscando la calefacción mucho más económica, esta probablemente no es la opción mejor.
  • Calefacción por aerotermia. La aerotermia emplea la energía del aire para climatizar los espacios usando una bomba de calor. En la mayoría de los casos, la aerotermia se considera un sistema de calefacción limpio y muy eficaz que deja calentar en invierno y enfriar en verano. Es requisito estimar la inversión inicial a efectuar y el espacio, pero por contra, el consumo es mínimo, con lo que la restauración de la inversión es rápida. Entonces, ¿estamos frente a un sistema de calefacción económico? Sí en un medio plazo, pero hay que estimar que en zonas muy frías el desempeño del aparato es menor, pero de manera significativa productivo. La herramienta de la aerotermia es mucho más extensa, en tanto que no solo puede usarse para calefacción o refrigeración de una estancia, sino más bien asimismo para generar el agua sanitaria.
  • Calderas de gasoil. Las calderas de gasoil son bastante polivalentes, ya que tenemos la posibilidad de utilizarlas para calefacción y agua ardiente o solo para calefacción. En el mercado hay 2 géneros de calderas de gasoil: las instantáneas (o de demanda, que son aquellas que calientan el agua al instante) y las de acumulación. Las dos acostumbran a tener costes parcialmente bajos en comparación con otros sistemas de calefacción, su historia útil es larguísima y solamente tienen costos de cuidado. Con todas y cada una estas virtudes, ¿estamos frente al género de calefacción mucho más económica?, la calefacción por gasoil siempre y en todo momento tuvo popularidad de ser económica, pero hay que tener en consideración que con estas calderas nos encontramos sostienes al precio del gasoil, que es variable y que vamos a deber de obtener, transportar y guardar para abastecer al sistema. Es requisito tener un emplazamiento para el almacenaje del comburente, puesto que por norma general se instalan depósitos de 1000 litros, para las casas unifamiliares, lo que comporta un espacio y unas cuestiones de inseguridad a tener en consideración.
  • Calderas de biomasa. En los últimos tiempos, las calderas de biomasa se pusieron de tendencia debido al coste parcialmente bajo y la alta producción de calor. Asimismo son bastante limpias y respetuosas con el medioambiente, en tanto que no dependen de comburentes fósiles. No obstante, gracias a su sistema de nutrición y supresión de resinas, los costos de operación y cuidado son algo mucho más superiores que otras calefacciones más asequibles. Otro punto en oposición a este sistema es la participación activa por la parte del usuario: es requisito cargar y guardar el comburente, adecentar el aparato, etcétera. Las calderas de biomasa tienen una eficacia energética mayor a la de las calderas habituales. Si establecemos una comparativa entre una caldera biomasa y una gasóleo o gas natural, el consumo podría reducirse a la mitad. Además de esto, las tecnologías que se usan no tienen dificultad y son cada días un poco más seguras. Por contra se precisa bastante espacio para guardar los pellets, las astillas de madera o la biomasa que utilice, aparte de comportar alguna mugre en la salón donde se almacene.
  • Calderas de gas natural. Bastante se dijo y escrito sobre las calderas de gas como una de las maneras de calefacción más asequibles. Hay multitud de modelos de calderas de gas. De la misma con la situacion del Gasóleo, las calderas de gas asimismo tienen la posibilidad de ser de solo calefacción o mixtas, esto es, para calefacción y agua ardiente sanitaria (ACS). La mayor parte son fáciles de disponer, seguras y accesibles. Estos equipos tienen extendida vida, de ahí que efectuar el cuidado y revisión de forma anual por la parte de expertos autorizados es indispensable. Asimismo es requisito contratar un consumo mínimo por mes con una compañía de suministro de gas. Por otra parte, si valoramos el gasto de inversión y el consumo, y el poco espacio que llenan en la vivienda estamos frente a un sistema de calefacción bastante eficaz y accesible.
  • Acumuladores de calor. Los acumuladores de calor marchan con energía eléctrica y su propósito es, como su nombre señala, amontonar calor por las noches para liberarlo, pausadamente, en todo el día. La instalación es rápida, no necesita enormes reformas y deja explotar al límite las tarifas eléctricas de discriminación horaria, ya que todo es programable. El primordial inconveniente es que no tenemos la posibilidad de supervisar cien% la “regularidad” del aparato: si el calor guardado se termina antes que empieze un nuevo período de carga, la temperatura de la habitación bajará y vamos a deber invertir mucho más energía en regresar a calentar después. Por otra parte, ahora pesar de no ser la calefacción mucho más económica para todos, puede ser realmente eficaz en zonas de inviernos suaves y si disponemos contratada una cuota eléctrica “valle” o “supervalle”. Así, los acumuladores de calor consiguen la energía a un precio accesible, al llevarlo a cabo a la noche. A lo largo del día, en el momento en que las tarifas son mucho más altas detienen su consumo y ceden el calor para calentar la estancia. Comunmente, la programación de los acumuladores de calor está con una central. O se emplea un reloj programador en el cuadro de la vivienda o está centralizado en el edificio.

Entonces, ¿cuál es la opción mejor para mi vivienda?

La opción mejor para una familia de 4 o mucho más personas que radiquen en el norte y oeste de España es precisamente el gas. En la mayoría de los casos la cobertura del gas en estas zonas es increíble, puesto que las casas tienen prácticamente todas acometida de gas, y el equipamiento de gas es, en la mayoría de los casos mucho más económico. Una instalación de gas es simple de sostener, solo debes comprobar tu caldera una vez por año y efectuar una inspección normativa cada 5 años. La revisión de forma anual está incluida en nuestro producto de cuidado de gas Solventa Gas.

Por contra, si resides en el sur o cerca de la costa mediterránea, y tu familia no es abundante, lo mucho más posible es que un sistema todo eléctrico sea mucho más provechoso, y si te resuelves a disponer una bomba de calor de aerotermia enormemente eficaz combinada con cuadros solares, posiblemente el gasto energético neto de tu vivienda sea prácticamente cero.

Género de calefacción donde seleccionar

En el momento en que instalaremos un sistema de calefacción en nuestra vivienda debemos tener en consideración qué comburente o energía escogeremos, puesto que el consumo en calefacción puede ser carísimo.

¿Con qué comburentes tenemos la posibilidad de contar para caldear nuestra vivienda?

Seguridad y estruendos

Los transmisores eléctricos son normalmente mucho más seguros que el gas puesto que no queman comburente para producir calor. Esto suprime peligros como las emisiones de monóxido de carbono y las detonaciones. No hay cañerías repletas de agua, con lo que existe menos peligro de daños a la propiedad por escapes o rupturas de cañerías. Los sistemas de gas tienen la posibilidad de ser considerablemente más estruendosos debido al agua ardiente que sucede mediante las cañerías.

Si bien el gas es el comburente fósil mucho más limpio, todavía es la entre las fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Qué calefacción es mucho más económica?

Va a depender del consumo y de si existe o no un ingreso a la red de gas a la vivienda:

  • Si la vivienda tiene ingreso a la red de gas natural y tiene la instalación del sistema, siempre y en todo momento va a ser mucho más productivo tener calefacción de gas. Si bien no disponga de esta instalación, esto es preciso renovarla, el coste inicial va a ser alto, pero hablamos de una inversión que en un largo plazo asimismo es mucho más productivo.
  • Si la vivienda no posee ingreso a la red de gas natural, puede ser mucho más económico una caldera de propano o, en el caso de tratarse de una casa de poco empleo, una calefacción eléctrica.

Deja un comentario