pasa algo si no ventilo la casa con calefacción;0.00

0.00

Sistemas productores de monóxido de carbono

Es primordial extremar las cautelas con los braseros, calderas y chimeneas que generan monóxido de carbono. El monóxido de carbono es un gas inodoro, incoloro y no molesto, que puede acumularse en espacios cerrados. Además de esto, siendo mucho más espeso que el aire, se deposita en las ubicaciones mucho más bajas de una estancia y produce una deficiencia de oxígeno. A pesar de que los derivados del petróleo no poseen monóxido de carbono, una mala combustión de una estufa de butano, por servirnos de un ejemplo, sí puede formarlo.

Estas situaciones son los mucho más frágiles en lo que se refiere a la ventilación, en tanto que para eludir cualquier clase de intoxicación por vía respiratoria, es requisito ventilar los entornos y dejar siempre y en todo momento una puerta y/o ventana abierta para eludir que el gas se acumule en el aire.

Equipos con potencias nominales bajas relacionado con otros sistemas

Como he adelantado los equipos de aerotermia acostumbran a tener potencias nominales que van de los 4 a los 16 kW como máximo (ahora existe algún aparato en el mercado con 20 kW si bien con nutrición trifásica). Si fuera preciso por las peculiaridades de la vivienda mucho más capacidad habría que proceder a 2 equipos encareciendo bastante la instalación. De manera comparativa, una caldera mezclada acostumbra tener 24-25 kW de capacidad por lo menos. Afirmemos que con una caldera es bien difícil que tengamos un inconveniente de falta de capacidad en el generador, y que el hecho de no realizar una aceptable estimación de cargas térmicas y estirar un ratio de W/m2 no es muy riesgoso. Con aerotermia, y de manera especial en casas que ya están, es esencial confirmarnos de que la capacidad instalada basta para la utilización de la vivienda que vamos a tener. Sobre esto podríamos charlar bastante. Es verdad que en los cálculos comúnes de cálculo de cargas (en régimen estacionario) y los causantes de seguridad que usamos acostumbran a saber cargas puntas muy altas, y que comunmente hay un margen para poner menos capacidad. Pero ha de ser evaluado con ninguna y, mejor, si se hace un cálculo con algún programa de simulación activa. En mi experiencia con un aparato con capacidad menor que la calculada se tienen la posibilidad de hallar condiciones de confort siempre y cuando se trabaje de la manera correcta y no se deje que la vivienda se enfríe en demasía, esto supone mucho más horas de desempeño y como es natural un gasto mayor energético pero si el usuario es siendo consciente de lo que tiene y lo emplea apropiadamente puede ser bastante.

Disminución de capacidad precisa al acrecentar el número de horas de desempeño de la instalación, en el ejemplo pasamos de 6 ,4 W a 4,5 kW, un 30% menos.

Deja un comentario