para que es la valvula en el radiador calefaccion;0.00

0.00

La función de las válvulas termostáticas es regular el caudal de agua que entra en todos nuestros radiadores y con esto la temperatura de las habitaciones. Las válvulas tienen la posibilidad de tener 2 géneros de cabezales: manuales y termostáticos. Los primeros solo dejan abrir o cerrar el radiador de forma manual. No obstante, con los segundos la regulación es automática dependiendo de la temperatura de la habitación.

El cabezal termostático tiene una escala graduada de 1 hasta 5. Cada número se corresponde con una temperatura aproximada (ver tabla). Por poner un ejemplo, si se elige la situación 3, la temperatura sería de 21°C precisamente.

¿Para disponer una válvula termostática dejo de tener calefacción?

Hay que tener en consideración que una válvula termostática incluye un sensor que marcha merced a una fuelle llena de fluido, dependiendo de la temperatura que adquiera este gas desplaza un pasador ubicado en el armazón de la válvula, reduciendo o incrementando el caudal de agua que atraviesa el radiador y por consiguiente se incrementa o se reduce la temperatura de la habitación.

En el momento en que entendemos exactamente en qué radica la válvula termostática la contestación a el interrogante de si dejamos de tener calefacción para su instalación es sí, puesto que a fin de que el técnico logre ponerlas la calefacción ha de estar apagada y el circuito vacío, por consiguiente en ese instante el radiador no estaría andando.

¿Cuándo no marcha la instalación?

Los radiadores no funcionarían bien si, pese a no haber alcanzado la temperatura fijada por el usuario, estuviesen fríos. O, si habiendo llegado a esta temperatura, prosiguieran calientes, tal es así que la temperatura de la estancia prosiguiera incrementando.

En los dos casos, podría deberse a inconvenientes en la instalación.

Válvula manual

Es la válvula de radiador mucho más generalmente encontrada. Puedes abrirlas de forma manual aproximadamente en dependencia de tus deseos y pretensiones. Son las mucho más fáciles y probablemente las mucho más asequibles de disponer primeramente, pero tienen la posibilidad de aumentar la factura si por poner un ejemplo te olvidas de cerrarlas en el momento en que no precises calor.

Según su forma y estética hay diversos tipos de válvulas asimismo. Tenga precaución de que las que instale en sus radiadores sean compatibles con la situación de la entrada que controle y el espacio libre. Lo común es conseguir conexiones de radical contrario en el fondo – en resumen, el agua entra y sale del radiador por la parte de abajo y por los 2 extremos, lo que hace preciso la utilización de válvulas en ángulo. Conseguir las entradas de tu radiador y cañerías habría de ser simple, pero si no andas seguro lo destacado es soliciar consejo a un profesional.

Deja un comentario