no me sale aire caliente de la calefaccion del coche;0.00

0.00

Consejos útiles para usar la calefacción de tu vehículo

  • Si terminas de prender el turismo y todavía no está ardiente, no coloques la calefacción puesto que vas a estar metiendo aire exterior sin calentar en el habitáculo y lo enfriarás aún mucho más. En el momento en que comience a calentar (ver temperatura del agua en el salpicadero) emplea la calefacción con recirculación, de esta forma el aire que se excita es el de en el vehículo y lograremos calentar mucho más veloz. Es conveniente sacar la forma recirculación al cabo del rato, puesto que, lamentablemente, requerimos oxígeno para vivir en ella.

La calefacción del turismo no consume un plus de gasolina

Si bien muchas personas piensa que poner la calefacción del vehículo consume comburente, esta afirmación es completamente errónea.

El calor que sale por los conductos de ventilación se consigue de la energía generada por nuestro motor, con lo que verdaderamente solo consume la gasolina que se gasta en sostener encendido el motor del vehículo.

Sistema calefacción eléctrica

No son tan recurrentes. A la inversa que los precedentes, estos sistemas de calefacción trabajan con electricidad y no dependen del motor para su desempeño. Esto causa que el vehículo se ardiente mucho más veloz.

El extraño fragancia a quemado

¿Y si, por otro lado, sentimos un desapacible fragancia a quemado que llega del sistema de calefacción? En un caso así, probablemente halla daños en todo el sistema que implica al motor, los frenos o el embrague. Asimismo probablemente halla fugas de aceite o los gases de escape se tienen la posibilidad de fugar gracias a una separación en el silenciador, pero asimismo un mal desempeño de los filtros de aire y la junta de la culata, pues el refrigerante hay que sustituir (o añadir) con frecuencia .

Sistemas de calefacción eléctricos

Estos sistemas son totalmente diferentes a los precedentes. Toman el calor de resistencias eléctricas instaladas en el vehículo, que son alimentadas por la energía de la batería del turismo. Se usan como soporte al sistema clásico (por servirnos de un ejemplo, en el momento en que al comienzo el turismo está muy frío) o en el momento en que de manera directa no puede contar con del calor del motor térmico (en automóviles híbridos y eléctricos).

Con el paso del tiempo, estos sistemas de calefacción (térmicos o eléctricos) se fueron sofisticando con novedosas posibilidades. De esta forma podemos encontrar sistemas que integran sensores para advertir qué asientos están ocupados y cuáles no, para centrar o repartir mejor el fluído de aire en el habitáculo. Asimismo conocemos otros que se tienen la posibilidad de conectar en recóndito, a través de apps móviles inteligentes, para hallarnos el turismo climatizado en el momento en que nos montamos.

Deja un comentario