no me funciona la calefaccion del coche se calienta;0.00

0.00

Secuelas del sobrecalentamiento del motor

Si estuvimos circulando con el motor sobrecalentado a lo largo de cierto tiempo, corremos el peligro de haberle causado daños. Ciertas probables secuelas a las que puede ofrecer sitio circular con el motor del turismo con el motor andando a mayor temperatura de lo común son:

  • Reducción de la capacidad del motor. Si el sobrecalentamiento fué grave, los tubos y anillos de pistón terminan perdiendo el sello hermético.
  • Agrietamiento de la cabeza del motor. Esto puede suceder en ciertos motores, por un sobrecalentamiento radical, ciertos puntos como los asientos de válvula tienen la posibilidad de agrietarse.
  • Deslizamiento. Esto sucede en el momento en que el cigüeñal pierde la lubricación y las bielas se agarrotan.
  • Espacios vacíos. La área del motor y de los tubos pierden la manera plana y dejan estos espacios vacíos entre la área de la cabeza del motor y el bloque de los tubos, perdiéndose el sello hermético.

¿De qué manera eludir averías o fallos en el sistema de refrigeración y calefacción del vehículo?

Por una parte, resulta indispensable que evites forzar el motor para eludir que se sobrecalente. En viajes largos se aconseja parar cada 2 horas para dejar que el motor se enfríe, al tiempo que asimismo tienes que tomar en consideración que en recorridos en los que pasas un buen tiempo detenido (con varios semáforos o atascos), el motor trabaja a menos revoluciones y incrementan las posibilidades de que se ardiente bastante.

Por otro lado, tienes que tener controlado siempre y en todo momento el indicio de la temperatura del motor que está en el salpicadero. Si notas que se sobrecalenta, asiste rápidamente al taller puesto que probablemente se deba a un fallo en el circuito de refrigeración del motor o va a haber que efectuar un cambio de refrigerante de calidad.

¿Por qué razón no excita mi calefacción?

Los motivos por los cuales no marcha la calefacción en un vehículo tienen la posibilidad de ser varios, pero entre los mucho más normales están:

  1. El motor todavía no está ardiente: si la temperatura del refrigerante todavía no subió pues el motor no fué bastante tiempo encendido, es muy normal que el aire de entrada al habitáculo no esté ardiente, deberás aguardar un tanto mucho más con el abrigo en el vehículo.
  2. No tiene líquido refrigerante en el circuito: en tanto que la región del radiador de calefacción tiende a ser la mucho más alta del sistema, si tienes una pérdida de refrigerante, la primera región a quedarse sin ella es el radiador, conque despídete de la calefacción de momento y pasa por un taller.

Sistemas de calefacción mecánicos

El sistema radica en un pequeño radiador que se conecta con manguitos al sistema de refrigeración del motor, y con el apoyo de un ventilador vamos el fluído de calor hacia el habitáculo. Solo tenemos la posibilidad de regular la agilidad del aire y la toma de salida (parabrisas, pies, mezclado…).

Son los empleados en los llamados climatizadores. Al sistema mecánico se añade un selector de temperatura y un termostato que mide la temperatura en el habitáculo y regula la capacidad hasta lograr el calor esperado.

¿Por qué razón la calefacción del turismo no marcha?

Como vimos, hablamos de un sistema muy sencilla que se puede romper con exactamente la misma sencillez, realizando que padecemos fríos a lo largo del invierno. En el momento en que el sistema de calefacción de un turismo falla, puede deberse a uno de estos seis inconvenientes:

  1. Cantidad deficiente de agua en el radiador: este pertence a los casos mucho más graves, por el hecho de que si el nivel de refrigerante es bastante bajo (quizás gracias a una fuga), los elementos internos del motor tienen la posibilidad de dañarse.
  2. Fallo del termostato o de la bomba del agua: el primero regula la temperatura del agua, al tiempo que la segunda tiene el propósito de llevar a cabo circular el refrigerante (mezclado con etilenglicol a fin de que no se congele abajo cero y no hierva sobre cien °C) en todo el sistema. Si estos elementos no marchan apropiadamente, es precisa una verificación «en frío» para contrastar casuales daños.
  3. Radiador roto: en un caso así, la pulverización de aire ardiente en el habitáculo ahora es imposible, por consiguiente, es requisito sustituir el radiador con una exclusiva unidad. El síntoma mucho más elogiable es la existencia de un charco de agua que escapa del radiador al piso interior del habitáculo.
  4. Ventiladores que no marchan: en el momento en que apagas el automóvil, tienes que percibir el tradicional susurro de los ventiladores usados para enfriar el motor. Si esto no sucede, entonces el calor no puede lograr los rellenos en la cabina. Asimismo en un caso así es requisito sustituir los elementos.
  5. Rupturas inferiores en el sistema: en el circuito de refrigeración y calefacción hay elementos inferiores, como válvulas termostáticas y múltiples cilindros que llevan el refrigerante. La capacitación de bolsas de aire o el atasco de estas entidades puede ocasionar el fallo de la calefacción del vehículo.
  6. Los controles o el sistema no marchan: la última causa puede ser un mal desempeño de los controles en el panel o algún ajuste incorrecto en el programa que administra el sistema de calefacción. En el primer caso va a ser bastante con sustituir las piezas rotas. En el otro caso, va a ser preciso realizar un check en el sistema eléctrico.

Deja un comentario