mantener los radiadores si no se usa la calefacción;0.00

0.00

Imagen: nikkytok – Depositphotos.

¿Sostener la calefacción encendida regularmente oapagarla y regresar a encenderla en el momento en que la requerimos? Esta es la cuestión.

¿CÓMO AHORRAR EN CALEFACCIÓN: APAGÓN O ENCENDIDO?

La temperatura correcta para no pasar frío a lo largo de la noche es entre 15 y 17 grados.

Si la vivienda no baja de este rango de grados, no es requisito sostener encendida la calefacción toda la noche.

¿Nos conoces? Llevamos mucho más de 35 años contigo

Como compañía de servicios energéticos garantizamos enormes virtudes a nuestros clientes del servicio:

• Deber y Garantías. Nuestro deber con la Eficacia Energética va alén de las expresiones. Remica garantiza el ahorro por contrato. • Confiabilidad. Las instalaciones y resoluciones implantadas tienen una garantía total de diez años, tanto en material como en mano de obra, siempre y cuando el servicio de cuidado sea prestado por Remica. • Calidad. En Remica estamos trabajando con las últimas tecnologías y los más destacados desarrolladores, todo ello sumado a nuestra continua inversión en I+D+i, nos deja hallar la máxima calidad en nuestras instalaciones. • Resoluciones Integrales. Nos ocupamos de todo: ingeniería, instalación, legalización, trámite de subvenciones, proyectos “llave en mano” en los que el cliente no debe preocuparse por nada. • Velocidad y Efectividad. Nuestros procesos estandarizados dejan achicar los tiempos comunes de instalación al 50%.

Causas por las que se puede dañar la calefacción

Antes de reforzar sobre cuál es el cuidado conveniente de la calefacción en invierno, es requisito pensar sobre cuáles son las probables causas de este desgaste, que tienen la posibilidad de ser de diversa índole:

  • Exceso de mugre en el radiador: si pasa un buen tiempo sin que se empleen los radiadores, estos tienden a amontonar restos y mugre en la parte de abajo, impidiendo que el agua ardiente circule por todo el paseo. Si esto sucede, la primordial consecuencia es que el radiador no se excita. De ahí que, es recomendable purgar periódicamente todos y cada uno de los radiadores de la vivienda, dejando siempre y en todo momento algún abierto.
  • Fallo en el termostato: la mayor parte de hogares en los que la calefacción es individual tiene un termostato, que es una pequeña caja conectada con la caldera por medio de la que puedes regular la temperatura. Sin embargo, puede suceder que esta conexión no se haya efectuado apropiadamente y, por consiguiente, el termostato no “transmita” esta señal al sistema de calefacción. En un caso así, las causas tienen la posibilidad de ser las mucho más sencillos, como un desgaste de la pila o un cable suelto.
  • Presión baja: otro fundamento parcialmente frecuente que tiene la posibilidad de tener rincón, especialmente cuando se emplea de pronto con mucho más continuidad la calefacción, es una bajada de presión de la caldera.
  • Fallo en la bomba de recirculación: esta es otra de las averías o fallos mucho más usuales, más allá de que en un caso así es esencial comunicar a un técnico profesional para repararla.

Género de vivienda

El género de vivienda es un punto esencial a tomar en consideración, en tanto que una planta baja, entreplanta o un duplex, por poner un ejemplo, tienen especificaciones que los hacen aproximadamente atacables a bajas o elevadas temperaturas.

El segundo error grave es poner la calefacción al límite a lo largo de todo o una gran parte del día. Para no tener que poner la calefacción al límite es esencial tener claro un apunte:

Deja un comentario