Los mejores consejos para minimizar sus facturas de servicio y reparación

Ser propietario de un vehículo puede ser una empresa costosa. No solo necesita planificar la compra inicial y el costo creciente del combustible, sino que también deberá planificar las facturas de servicio y reparación a lo largo de la vida útil del vehículo. Si bien un programa regular de servicio de automóviles Subaru es importante, es posible minimizar la necesidad de servicio y reparación con algunas medidas preventivas básicas.

1. Compre combustible en una estación de servicio acreditada:

Muchos consumidores han encontrado que sus vehículos sufren una caída en el rendimiento después de comprar combustible en ciertas estaciones de servicio. Es probable que esto se deba a que el garaje ha descuidado el mantenimiento básico cambiando los filtros en cada una de las bombas. Esto permite que las partículas de desechos se mezclen con el combustible y entren en su motor. Si bien el servicio de su automóvil Subaru puede incluir el cambio de su filtro de combustible, es posible que ya haya sufrido daños en su motor. Es mucho mejor encontrar un taller de buena reputación que tenga una política estricta con respecto a los filtros de su bomba.

2. Deseche sus llaves antiguas:

Muchas personas desarrollan una gran colección de llaves en su llavero. Si bien esto parece ser un hábito inofensivo, en realidad puede representar una gran tensión en su ignición. Cuando está conduciendo, sin darse cuenta, podría estar permitiendo que un peso pesado tire y rebote en el encendido. Esto puede causar daños a los cilindros de encendido y provocar una falla en el interruptor. Revise su llavero y minimice el peso desechando las llaves viejas. Si necesita un gran manojo de llaves en su vida cotidiana, considere tener la llave de encendido de su automóvil en un llavero separado.

3. Proteger del daño solar:

El clima cálido de Australia puede ser devastador para el acabado de su automóvil. Debe tratar de proteger su vehículo del daño solar estacionándolo en áreas sombreadas siempre que sea posible. Esto puede proteger su acabado de pintura y su interior de la decoloración del sol. Además, debe usar una hormiga protectora de goma en todos los burletes de ventanas y puertas. Esto mantendrá la goma flexible y evitará que se agriete. Evite el uso de productos a base de aceite ya que el aceite puede comprometer el caucho. Si observa algún burlete dañado, es una buena idea reemplazarlo lo antes posible para evitar que se produzcan más daños.

4. Selle cualquier fuga:

Las fugas son una indicación de un problema potencial con su vehículo. Las fugas más comunes incluyen el líquido del radiador. Sin embargo, es posible reducir la necesidad de reemplazar un radiador dañado sellando la fuga. Hay una serie de productos de sellado de radiadores disponibles en el mercado que circulan alrededor del radiador y tapan los orificios. Esto puede prolongar la vida útil del radiador y reducir las posibles facturas de reparación.

5. Controle sus fluidos:

Mucha gente ha desarrollado el buen hábito de revisar regularmente los niveles de aceite y agua. Sin embargo, si bien la verificación de los niveles de líquido es un componente del servicio de un automóvil Subaru, no debe descuidarse entre las visitas al taller. Los niveles de líquido son fáciles de verificar y los depósitos de líquido de frenos, dirección asistida y radiador tienen un nivel mínimo y máximo indicado para facilitar el llenado. Esto permite que incluso los principiantes en vehículos puedan asegurarse de que todos los fluidos estén en su nivel óptimo.

Si está interesado en obtener más información sobre el servicio de vehículos o necesita organizar el servicio de su automóvil Subaru, contáctenos. Nuestros técnicos estarán encantados de responder cualquier pregunta que pueda tener.

Deja un comentario