llave de llenado de la calefacción de una caldera;0.00

0.00

Los elementos primordiales a fin de que una caldera de condensación ande adecuadamente son: el suministro eléctrico, la presión de agua en la instalación, el comburente y una salida de gases adecuada. Si uno de estos elementos o abastecimientos no son adecuados, los inconvenientes comenzarán a aparecer en estas calderas, dando probablemente sitio a bloqueos de desempeño. Otro aspecto que puede ocasionar averías o fallos es la cal si la caldera está en una región de aguas duras o muy duras.

Las averías o fallos en las calderas por fallo en la presión del agua tienen un accionar y efectos distintas, en dependencia de si el inconveniente lo produce un exceso o un defecto en esta presión.

Productos de interés;

Placa de característica de tu caldera de gas

Abrir la llave de vaciado del circuito

Esta es la manera mucho más rápida y simple. La llave en cuestión tiende a estar en los baños de las plantas bajas (por si acaso tiene mucho más plantas tu vivienda) o en las paredes o techo del estacionamiento o sótano.

Hay casas viejas donde la llave de vaciado puede estar cerca de la caldera, al costado bajo el fregadero de la cocina u otros sitios.

¿Y qué sucede en el momento en que la caldera muestra fallos y la presión sube o baja?

En el momento en que la caldera tiene la presión alta, nuestro regulador de la caldera procurará dejar en libertad la presión amontonada, con lo que se va a abrir. Por contra, con presión baja en la caldera, la bomba del aparato o presostato de seguridad se bloqueará de forma automática y la caldera dejará de marchar como medida de seguridad para eludir probables averías o fallos.

La presión de la caldera va a ser deficiente para marchar con normalidad en el momento en que el manómetro indique menos de 0,5 bar. Por contra, en el momento en que sea altísima y el manómetro llegue a 3 bar, si la caldera incluye una válvula de seguridad, se va a abrir para achicar presión.

Abrir la válvula de sobrepresión

Asimismo se puede bajar la presión de la caldera en el momento en que esta está apagada abriendo la válvula de sobrepresión de la caldera. No obstante, este procedimiento no es conveniente pues tienen la posibilidad de quedar partículas de mugre en la junta y ocasionar que la válvula cierre mal y se quede goteando.

Si la instalación tiene llave de vaciado, se puede abrir exactamente la misma para bajar el exceso de presión. Pero este procedimiento es el menos aconsejable de todos por el hecho de que se corre el peligro de pasarse el cierre y quedar siempre y en todo momento abierta la llave ocasionando una bajada continua de presión por pérdida de agua en el circuito.

Deja un comentario