invento de calefaccion con bateria de coche para casa;0.00

0.00

Ahora comentamos en otros productos que el invierno perjudica de manera intensísima a los automóviles eléctricos. Más que nada, las baterías son los elementos que mucho más padecen por las bajas temperaturas. El frío actúa sobre las reacciones químicas que se generan en las celdas de las baterías. Las bajas temperaturas ralentizan este desarrollo y, consecuentemente, asimismo lo realiza el desarrollo de carga.

Consejos para cargar un vehículo eléctrico en invierno.

De ahí que, Juice Technology, entre las internacionales líderes en el diseño y comercialización de resoluciones de recarga para turismos eléctricos, apunta 7 consejos que el y también-conductor debe proteger para mejorar la carga de la batería del vehículo a lo largo del invierno:

  1. Cargue el vehículo al llegar a casa, en el momento en que la batería todavía está ardiente: El desarrollo de carga es mucho más retardado cuanto mucho más fría esté la batería o, en otras expresiones, una batería ardiente absorbe electricidad de manera mucho más rápida que una fría. De ahí que, si cargas en el momento en que llegas a casa, en el momento en que la batería todavía no se ha enfriado, tardarás el menor tiempo en cargar a plena capacidad.
  2. Si tienes la opción, carga el turismo a lo largo de la noche: Ten presente que, si la noche estuvo friísima (en especial si el turismo está aparcado en exteriores), precisarás mucho más energía hasta el momento en que la batería llegue a la temperatura correcta. De ahí que es buena opción desarrollar la carga con el vehículo con comodidad con CA a lo largo de la noche si dispones de un dispositivo de recarga en el hogar o en el estacionamiento de tu edificio. Así, la batería sostendrá una aceptable temperatura y reducirás la pérdida de autonomía.
  3. Antes de salir, explota la energía de tu estación de carga: Precalienta el vehículo mientras que esté conectado a la estación de carga, puesto que de esta manera va a tomar la energía de forma directa de la red a través del estación, y no de manera directa de la batería.
  4. Planea la hora de salida y, con ella, la carga: De esta forma el vehículo va a estar absolutamente cargado exactamente en el instante de comenzar la conducción, eludiendo que la batería se enfríe y necesite energía agregada hasta el momento en que llegue a la temperatura correcta.
  5. Planea tu ruta, introduciendo las paradas primordiales para cargar: Antes que un vehículo se detenga por carecer de batería, el sistema va a haber dado múltiples anuncios y la agilidad máxima tolerada se va a haber limitado. Pero, para eludir sustos, es bueno planear la ruta de antemano, más que nada en viajes largos, introduciendo las probables paradas para cargar.
  6. Usa la calefacción de taburete a lo largo de la conducción. Así mismo invertirás menos energía que utilizando el sistema de calefacción central, en especial si viajas solo.
  7. Si su vehículo da la función, preacondicione la batería antes de cargar a través del Hypercharger. Por ahora solo Tesla, Porsche (con Taycan) y Daimler (con la serie EQ) dejan precalentar las baterías antes de la carga CC, a fin de que esta carga sea lo mucho más rápida viable.

Deja un comentario