es mejor que la calefaccion sañte o calemtar una vez;0.00

0.00

Imagen: nikkytok – Depositphotos.

¿Sostener la calefacción encendida regularmente oapagarla y regresar a encenderla en el momento en que la requerimos? Esta es la cuestión.

En el final va a depender del tiempo

No obstante, sabiendo todo lo mencionado, en el final el auténtico ahorro va a depender de cada caso. Por poner un ejemplo un individuo que esté toda la mañana en el hogar, coma y se vaya a trabajar y vuelva para cenar pasando 6-8 horas fuera… En un caso así lo destacado es apagar la calefacción, como vimos, y regresar a hacerla andar en la llegada.

Si por contra vamos a salir un instante puntual de casa, media hora o algo mucho más, para ir de compras algo, por servirnos de un ejemplo, no merece la pena apagar la calefacción, ya que en un caso así regresar a hacerla andar , si bien sostenga una gran parte del calor, sí consumiría mucho más que el ahorro por haberlo apagado un rato.

DOS. Limpieza los radiadores.

Los sonidos o ruidos que tienen la posibilidad de producir los radiadores que forman la instalación de calefacción se tienen que al aire que entra en el circuito al lado del agua. El aire hace que ciertos radiadores de calefacción no funcionen adecuadamente impidiendo que se calienten en su área. Para eludir este inconveniente se aconseja purgar los radiadores antes que empieze la temporada de frío y continuar haciéndolo con regularidad hasta el momento en que se verifique que todo el aire de la instalación fué eliminado.

Impide contemplar con ropa, calcetines o muebles los radiadores de calefacción. Aparte de ser arriesgado, en tanto que tienen la posibilidad de ocasionar accidentes y daños en materiales sensibles al calor, poner óbices sobre o cerca de los radiadores, impide la adecuada circulación del calor hacia el resto de la estancia. Recordamos que los radiadores marchan por convección natural, si impedimos la libre circulación del aire alrededor nos encontramos imposibilitando que el calor que emiten se distribuya por la estancia.

¿Siempre y en todo momento es preferible encenderla al llegar?

Como siempre y en todo momento, hay salvedades. Si trabajas en el hogar y pasas las 24h y solo sales media hora cada día para tomar un café, entonces es posible que te convenga dejarla encendida.

Asimismo puede suceder otra cosa muy frecuente, y sucede que tu sistema de calefacción tenga la capacidad muy justa y tarde bastante en calentar, por consiguiente poseas una sensación de falta de confort a lo largo de un buen tiempo mientras que lo vivienda consigue la temperatura. En un caso así quizá sea mejor dejarla encendida pero no por ahorro energético sino más bien por confort.

Género de vivienda

El género de vivienda es un punto esencial a tomar en consideración, puesto que una planta baja, entreplanta o un duplex, por servirnos de un ejemplo, tienen peculiaridades que las hacen aproximadamente atacables a las bajas o elevadas temperaturas.

El segundo error grave es poner la calefacción al límite a lo largo de todo o una gran parte del día. Para no tener que poner la calefacción al límite es esencial tener claro un apunte:

Deja un comentario