Descripción general de la erupción por calor espinoso

El calor espinoso, también conocido como miliaria o sarpullido por calor, es una afección de la piel que ocurre en condiciones climáticas cálidas y húmedas cuando pequeñas partículas de sudor bloquean las glándulas sudoríparas y provocan que aparezca un sarpullido en algunas áreas del cuerpo. Puede afectar a personas de cualquier edad, pero los bebés y los niños son especialmente susceptibles.

Síntomas de la erupción por calor espinoso

El tipo de sarpullido por calor espinoso que aparece depende de la parte de la piel afectada. Si la epidermis se ve afectada (miliaria crystallina), aparecerán pequeñas manchas claras en la cabeza, el cuello y la parte superior del cuerpo. Este sarpullido no pica y a menudo afecta a los bebés.

Si las glándulas sudoríparas en la capa interna de la epidermis están bloqueadas (miliaria rubra), la parte afectada de la piel se cubrirá con manchas rojas que pican acompañadas de una sensación de picazón. Para los bebés y los niños, la erupción suele aparecer en el cuello, las axilas y la ingle, mientras que en los adultos puede aparecer en el cuello, el cuero cabelludo y la parte superior del pecho y la espalda.

Si el bloqueo se produce en la dermis de la piel (miliaria profunda), aparecerán manchas de color carne en el torso, brazos y piernas, y pueden ir acompañadas de una sensación de picor. Normalmente, la erupción es peor en las partes cubiertas del cuerpo, ya que tiende a sudar más en estas áreas y la ropa puede rozar contra la erupción causando más irritación.

Tratamiento

Como la mayoría de las erupciones por calor desaparecerán en unos pocos días, el calor espinoso no se considera una afección grave y normalmente no requiere una visita al médico a menos que la erupción persista. El mejor tratamiento es encontrar formas de mantener la piel fresca y evitar la exposición al calor. Aquí hay algunos pasos simples que puede seguir para aliviar los síntomas:

– Aplique loción de calamina o crema de hidrocortisona si tiene picazón e irritación en la piel. Sin embargo, no aplique crema de hidrocortisona en la cara si aparece algún sarpullido.

– Use ropa holgada hecha de algodón en lugar de poliéster o nailon, ya que el algodón es un material refrescante que permite que fluya el calor.

– Dúchate frecuentemente con agua fría y después de secarte bien, espolvorea un poco de talco mentolado sobre la erupción.

– Añade un poco de maicena, avena o polvo de hornear en agua fría en una bañera y sumérgete en el agua mientras te bañas.

– Trate de permanecer en una habitación con aire acondicionado durante algunas horas cada día, ya que esto aliviará mucho las molestias.

– Evite el sol tanto como sea posible.

Precauciones

Se debe tener precaución al usar ungüentos o cremas aceitosas para aliviar la erupción, ya que tienden a bloquear aún más las glándulas sudoríparas y pueden empeorar la condición en lugar de mejorarla. Uno de los efectos secundarios de la cortisona es el endurecimiento de la piel, por lo que normalmente se desaconseja el tratamiento con este medicamento, especialmente porque la erupción por calor espinoso a menudo afecta una gran parte del cuerpo y un uso generoso de cortisona puede resultar dañino. En los casos en que la erupción por calor espinoso se convierte en ampollas abiertas, se debe consultar a un médico para un tratamiento médico más intensivo.

Deja un comentario