cuando es obligatoria la instalacioon de los contadores de calefaccion;0.00

0.00

Resoluciones técnicas para disponer contadores particulares de calefacción central

Sea obligación o no, es conveniente disponer un sistema de contabilización energética que deje medir el gasto en calefacción, puesto que esto capacidad el ahorro y la eficacia energética en el edificio.

Esta es la razón por la cual muchas comunidades de dueños ahora se han adelantado y han apostado por efectuar el cambio.

Un caso de muestra

Pongamos que una familia termina de individualizar el consumo de calefacción de su vivienda y se marcha de vacaciones. Merced al nuevo servicio, van a poder cerrar los radiadores a fin de que no consuman los días que está fuera y por consiguiente, achicar el recibo de calefacción.

Además de esto, si hubiesen instalado cabezales electrónicos con actuación a distancia en los radiadores, van a poder supervisar la temperatura de casa desde el móvil inteligente. Así, antes de llegar a casa, puede detallar la temperatura que vuelan en todos y cada estancia.

¿Qué diferencia un contador de la energía de un distribuidor de costos de calefacción?

Hay primordialmente 2 sistemas de obtención de los datos de consumo para repartir los costos entre individuos: los contadores de energía térmica y los repartidores de costos.

El primero mide verdaderamente la energía que consume el sistema de calefacción de cada usuario y el segundo cree la energía que emite el radiador sobre el que está montado.

Sistemas en columnas

Como apreciación anterior hay que matizar que esta clase de sistema se abarca en los “no técnicamente ejecutables”. El agua circula por todas y cada una de las casas, en columnas verticales de un radiador a otro radiador en otra planta en exactamente la misma localización sin distinguir casas, lo que provoca que haya un reparto calórico muy ineficiente y dispar. Para adecuar este género de sistema es requisito regular cada radiador separadamente con repartidores de costos de calefacción y de la misma al otro, es aconsejable agregarle a la medición un sistema de regulación para mejorar el consumo con válvulas termostáticas en las entradas.

En lo que se refiere a su instalación, lo destacado es que no necesitan enormes y también incómodas proyectos, poner estos aparatos que controlan y administran el consumo es algo veloz y simple para disponer. Por lo relacionado a sus costes, en la actualidad se comercializan y arriendan a costos muy accesibles. La venta de los contadores es algo mucho más cara girando entre los doscientos y trescientos euros y la de un distribuidor de costos fluctúa los treinta euros. En los dos hay que sumarles siempre y en todo momento el coste del servicio. Y precaución, pues el incumplimiento de esto se considerará una infracción grave y comportará sanciones que van a ir de 1001 a diez.000€.

¿Quién no posee obligación de cumplir esta normativa?

El decreto establece los tres casos por los que no sería obligación efectuar este cambio:

• La región climática donde se ubique el edificio: «Las construcciones ubicados en las ubicaciones las islas, región de Levante, Guadalquivir, Ceuta y Melilla están exentos de la instalación. El resto de territorios estarían obligados a disponer los contadores o repartidores de costos si su instalación resultara productivo».

Deja un comentario