cual es la temperatura de confort en casa con calefaccion;0.00

0.00

5 fallos recurrentes en la utilización de la calefacción

Llevar a cabo un empleo de la calefacción no en todos los casos es simple, puesto que tendemos a coger hábitos que no son eficaces ni sugeridos pero que, nos cuesta dejar atrás.

Notificarnos y tomar conciencia del ahorro energético va a ser solo el paso inicial para comenzar a mudar estos hábitos. Ahora, te dejamos los fallos más habituales en la utilización de calefacción en la vivienda, ¿cuántos cometes?

MINIMOS Y MAXIMOS DE LA TEMPERATURA IDEAL DE TU HOGAR: EL EMISOR

Para lograr una temperatura ideal en tu casa y asegurar el confort para toda la familia, te aproximamos las advertencias para su empleo conveniente según el emisor de calor.

  • Radiador. Si su sistema de calefacción es mediante radiadores, la temperatura perfecta de la caldera habría de estar entre los 60°C y 70°C. No mucho más.

¿Cuál es la temperatura ambiental ideal en el hogar?

Como siempre y en todo momento, voy a tratar esta información con el máximo rigor.

En España tenemos el Centro para la Diversificación y Ahorro de Energía -asimismo popular como IDAE- que, entre otras muchas cosas, se hace cargo de la divulgación sobre la eficacia energética.

Cambiar termostatos

No tenemos la posibilidad de tener abierta la calefacción todo el día pues piensa un gasto energético fundamental, pero sí tenemos la posibilidad de cambiar los termostatos. Vamos a bajar la temperatura a 16ºC a lo largo de la noche, puesto que según la OCU y el IDEA este ademán piensa ahorrar un 13% en relación a sostener la calefacción encendida a 20ºC.

calefaccion

Si bien la sensación de confort va a ser subjetiva, tener una temperatura entre 19 y 21ºC basta para la mayor parte de personas. Además de esto, para sostener la temperatura de toda la vivienda, otra alternativa es cerrar las puertas de determinadas habitaciones, eludiendo que el aire frío se distribuya por el resto de la vivienda.

Otro punto de decoración pero que sirve fundamentalmente para ofrecer calor al suelo son las alfombras. El suelo acostumbra tener una pérdida energética muy grande, con lo que se aconseja emplear resoluciones textiles como las alfombras, que acostumbran a preservar las elevadas temperaturas. Si nuestra casa es friísima, tenemos la posibilidad de decantarse por utilizar suelos mucho más cálidos, como la moqueta y el parqué en menoscabo del mármol o las baldosas.

Meditar que el aislamiento no influye

Tener el pensamiento de que el aislamiento no posee relevancia es un error grave. Si ofrecemos parte de nuestro presupuesto a un óptimo aislamiento, dispondremos de un hogar mucho más eficaz y un ahorro en el coste en las facturas.

El género de vivienda es un punto esencial a tomar en consideración, ya que una planta baja, entreplanta o un duplex, por servirnos de un ejemplo, tienen peculiaridades que las hacen aproximadamente atacables a las bajas o elevadas temperaturas.

Deja un comentario