como bajar la presíon de una caldera calefaccion de gasoil;0.00

0.00

De qué forma se gestiona el Plan Renove de calderas de la Red social de La capital española

La tramitación es por medio de la compañía instaladora. En nuestro caso Calderabarata.es (Climahogar Energía, S.L.) somos compañía instaladora autorizada y adherida para la tramitación del Plan Renove de la Red social de La capital de españa.

Con Calderabarata.es no solo puedes beneficiarte del mejor precio en tu caldera de condensación de gas; asimismo gestionamos tu plan renove de la Red social de La capital española.

La presión de la caldera, bajo control 

Hay puntos a tener en consideración en el momento de disponer una caldera de gasoil, tanto por seguridad como de ahorro. Uno es la presión: ha de ser de 1,2 y 1,5 bares (entidades de medida de presión) con la caldera fría y la bomba apagada.

Estos datos tienen la posibilidad de verse con un manómetro de la caldera que exhibe distintas presiones a lo largo del día en dependencia del empleo de la caldera. Por servirnos de un ejemplo, en el momento en que se prende la calefacción, la presión en la caldera normalmente incrementa levemente y después regresa a caer hasta el momento en que se enfría comunmente. En el momento en que la presión es alta, se libera el mecanismo de la válvula de seguridad y se libera la presión. No obstante, en el momento en que la presión es baja, la caldera se detiene, eludiendo averías o fallos graves.

La presión en la caldera

Generalmente la presión que debe tener una caldera de gas ha de ser de 1,5 bar, esta es la recomendación mucho más extendida entre todos y cada uno de los desarrolladores, pero puede cambiar, en los límites de seguridad, descendiendo a 1 bar o llegando, como máximo a 2 bar.

De cualquier manera, por seguridad, todos y cada uno de los desarrolladores instalan cuestiones de inseguridad caso de que la presión de la caldera no sea la adecuada, quedando inactiva en el caso de que la presión esté bajo los 0,5 bar.

Poca presión en la caldera

En el momento en que la presión es a menos de 0.5 bar comenzamos a tener un problema.

Las calderas llevan un presostato de seguridad por baja presión, que justo al bajar de esta cantidad va a hacer que nuestra caldera quede inactiva.

Abrir la válvula de sobrepresión

Asimismo se puede bajar la presión de la caldera en el momento en que esta está apagada abriendo la válvula de sobrepresión de la caldera. No obstante, este procedimiento no es conveniente pues tienen la posibilidad de quedar partículas de mugre en la junta y ocasionar que la válvula cierre mal y se quede goteando.

Si la instalación tiene llave de vaciado, se puede abrir exactamente la misma para bajar el exceso de presión. Pero este procedimiento es el menos aconsejable de todos por el hecho de que se corre el peligro de pasarse el cierre y quedar siempre y en todo momento abierta la llave ocasionando una bajada continua de presión por pérdida de agua en el circuito.

Deja un comentario