centros educativos el consumo de energía eléctrica y de calefacción;0.00

0,00

El ingreso a la energía: conceptualización en desarrollo.

Como bien económico, la energía está que se encuentra en todos y cada uno de los procesos de producción, distribución y consumo. Es un bien tanto de demanda final (consumo de las familias, por servirnos de un ejemplo) como de demanda media (insumo de las ocupaciones productivas). En el momento en que se se refiere a la demanda de energía hablamos de recursos que se procuran en el mercado, o sea, hablamos de transferencias apoyadas con un poder de compra. En cambio, en el momento en que se charla de pretensiones energéticas se se refiere a servicios que da la energía (calefacción, iluminación, refrigeración, transporte, etcétera.) y cuya provisión no en todos los casos se expresa mediante mecanismos de mercado.

El ingreso a la energía se relaciona con las opciones que tienen los individuos y las familias para emplear el suministro energético y de este modo agradar las pretensiones energéticas. Estas pretensiones tienen la posibilidad de ser realmente variadas, en dependencia de la localización geográfica, el tiempo, las peculiaridades sociodemográficas del hogar, las peculiaridades del equipamiento y la vivienda, causantes sociales, económicos y culturales, entre otros, lo que lleva a una conceptualización bien difícil del término. Hoy día, lo que es un hecho es que el ingreso a la energía está intrínsecamente relacionado a las dimensiones de la sostenibilidad.

Bases y objetivos del emprendimiento

En el curso escolar 2012-2013 formaron una parte del emprendimiento 21 academias de infantil y principal, en el curso escolar 2013-2014 participaron un total de 27 academias y en el curso 2013-2014 trabajaron en 28 guarderías y 7 guarderías.

Los objetivos primordiales del emprendimiento son prosperar la eficacia energética y comprender el vector energético de los centros académicos públicos. Simultáneamente, sugerir un programa de capacitación y soporte técnico a los centros para achicar los costos en un 20-30%.

La necesidad de cerrar las brechas

En la actualidad, cerca de 19.05 millones de latinos carecen de energía eléctrica. Si lo comparáramos con un país, sería el semejante a algo mucho más del total de Guatemala (cerca de 18 millones). En ciertos países como Honduras o Haití precisan cerrar las brechas entre las áreas urbanas y rurales. En Bolivia, por poner un ejemplo, una tercer parte de la población rural carecía de energía eléctrica en 2017. Estas brechas se han achicado dramáticamente en Bolivia desde 2010, en el momento en que solo media parta de los hogares rurales contaban con este sistema.

No obstante, los enormes retos todavía están en Haití donde solo 4 de cada diez hogares tienen energía eléctrica. En verdad, Haití está bajo el África subsahariana, donde el 45% de la población tiene el ingreso a este sistema.

Ayudas en eficacia energética para los centros académicos

El ahínco por la parte de las gestiones por hallar prosperar una gran red de centros académicos es lo que ha permitido que parte importante de los proyectos de subvenciones como el Plan Sobrepasa de la Diputación de Sevilla, vayan dirigidos a la incorporación de climatización en las construcciones.

En este sentido, CACTUS hizo múltiples actuaciones en centros académicos. A lo largo de el año pasado, y merced a este Plan, ejecutó actuaciones en 7 institutos de la provincia.

Deja un comentario