calefacción y agua caliente a base de placas solares;0.00

0.00

Cuadros solares fotovoltaicos y calefacción

Los cuadros solares fotovoltaicos convierten la energía procedente del sol en electricidad y son una opción alternativa limpia para producir la electricidad que se requiere para poder calentar una casa a través de sistema de calefacción central con electricidad. Así mismo, los cuadros fotovoltaicos dan la fuente de nutrición de los calentadores eléctricos.

Los cuadros solares fotovoltaicos son los especiales para hogares que tienen un sistema de calefacción central con electricidad, tanto sistemas de calefacción con acumuladores como radiadores eléctricos. Además de esto, la electricidad generada por los cuadros solares, asimismo puede ser utilizada para el suministro de energía eléctrica del hogar.

¿De qué manera influyen las placas solares en el valor del agua ardiente?

En el valor del agua ardiente se incluye el coste del agua fría y el coste de calentarla. Los cuadros solares calientan el agua los días radiantes y esta energía es gratis. El resto de días y durante la noche es requisito calentar el agua con las calderas.

Es imposible cobrar un precio del agua ardiente los días radiantes y otro precio los días nubosos. Por esta razón, se calcula un precio medio ponderado para todos y cada uno de los días del año. No obstante, hay que tomar en consideración que si el agua ardiente se generara de forma exclusiva con las calderas, el valor sería mayor.

4- No generan emisiones contaminantes a la atmósfera

Una de las considerables virtudes de esta clase de energía renovable que se usa para el agua ardiente sanitaria ahora ocasiones para la calefacción es que no generan emisiones contaminantes en la atmósfera.

Con la instalación de los cuadros solares térmicos nos encontramos apostando por la eficacia energética y una restauración de la inversión. Además de esto cuidando el mundo.

Soporte del sol térmico a generación de ACS

Si lo que deseamos es un sistema de soporte para ACS tenemos la posibilidad de escoger entre 2 tipos:

  • Aparato termosifónico

Compresor.

El refrigerante gaseoso pasa por un compresor, que lo presuriza y nucléa el calor. El compresor precisa electricidad para marchar, que puede seguir de comburentes fósiles o de fuentes de energía renovables, como los cuadros solares fotovoltaicos.

El refrigerante presurizado pasa por una sucesión de cilindros populares como intercambiadores de calor o condensadores. El refrigerante se condensa en un líquido y el sistema trasfiere el calor producido por las cañerías en el agua del tanque de almacenaje. En este momento el agua está ardiente y ahora se puede ofrecer una ducha ardiente.

Deja un comentario