5 trucos sencillos para preparar tu coche para el invierno

Las hojas caen y las noches se acercan. ¡Se acerca el invierno! Esto significa tiempos emocionantes como Halloween, Bonfire Night y Navidad, pero también puede significar un clima impredecible, embotellamientos o condiciones de conducción peligrosas.

Sin embargo, con los trucos rápidos y simples a continuación, puede preparar fácilmente su automóvil para los desafíos que se avecinan y disfrutar de la temporada de invierno de manera segura.

1. Agregue un kit de emergencia

Conducir en invierno presenta varios desafíos. Las carreteras heladas hacen que el frenado sea resbaladizo, las condiciones de niebla impiden la visibilidad y los períodos de congestión en las carreteras pueden hacer más probable una avería en la carretera.

Es por eso que nunca ha habido un mejor momento para agregar un kit de emergencia a su automóvil. Esto podría incluir elementos esenciales como una rueda de repuesto (si sabe cómo ajustar la suya), mantas, una linterna o artículos de alta visibilidad, y un cargador de teléfono móvil y cualquier detalle de su cobertura de averías en carretera.

También puede incluir cosas que sean específicas para usted o su familia, como medicamentos, refrigerios, agua o entretenimiento. No necesita sobrecargar su automóvil, pero algunos elementos esenciales pueden ayudar a brindarle tranquilidad.

Asegúrese de que su cobertura en carretera también esté actualizada y de que sepa el número al que debe llamar en caso de emergencia.

2. Revise (y reemplace) sus llantas

Las condiciones de las carreteras en invierno son especialmente traicioneras y son un factor importante que contribuye a que a menudo haya más accidentes en los meses de invierno.

Una forma de ayudar a prevenir accidentes es asegurarse de que sus llantas estén en buen estado de funcionamiento y reemplazarlas si es necesario. Este puede ser un reemplazo que solo asegure la integridad y el agarre de sus neumáticos, o podría ser una opción más específica.

Los neumáticos de invierno, por ejemplo, están hechos específicamente para soportar temperaturas y condiciones invernales más duras. Esto puede ser especialmente importante para cualquiera que viva en áreas más rurales o remotas, o para aquellos susceptibles a nevadas intensas.

Visite un taller de renombre para obtener asesoramiento y considere invertir en los neumáticos más seguros y apropiados para el clima que pueda pagar.

3. Ser energéticamente eficiente

Un gran consejo durante todo el año, pero quizás especialmente en invierno, es conducir de la manera más eficiente posible desde el punto de vista energético. Esto ayuda a evitar el desgaste innecesario de su automóvil, pero también puede ahorrarle dinero y combustible.

Conducir de forma eficiente desde el punto de vista energético puede significar seleccionar la marcha adecuada, anticiparse a la carretera para que los cambios de velocidad repentinos no sean necesarios, reducir la velocidad del viento y mucho más. Para muchos conductores, ¡incluso puede significar hacer el cambio a un vehículo eléctrico o híbrido! Él campo de prácticas de los coches eléctricos está aumentando todo el tiempo, convirtiéndolos en una opción cada vez más popular.

Independientemente de las formas en que pueda mejorar la eficiencia de su conducción, el invierno es un buen momento para hacerlo para que pueda ahorrar dinero y mantenerse seguro en las carreteras.

4. Invierta en sus luces (o manténgalas limpias)

Excelentes luces son imprescindibles para la temporada de invierno. Deben ser confiables, efectivos y, por supuesto, ¡limpios!

Agregue unos minutos a sus controles y rutinas de manejo regulares para limpiar sus luces esenciales antes y después de conducir. Esto es para que no se acumule suciedad o escombros que puedan oscurecerlos en un momento crucial, especialmente porque el sol se pone antes. Las hojas que caen y la escarcha también pueden oscurecer su visión en invierno.

Considere invertir en luces nuevas o mejores en preparación para la temporada de invierno también. Si bien hay muchas formas adicionales de reducir el gasto en su coche, las características de seguridad nunca deben ser una de ellas. Siempre apunte a lo mejor que pueda pagar.

5. Agrega un aroma invernal

¡Una forma sencilla, divertida y económica de preparar su automóvil para el invierno es agregar un aroma de temporada! Estos pueden ser artículos perfumados colgantes, un aerosol, toallitas limpiadoras y más.

Estos artículos no solo pueden ser una excelente manera de hacer que su automóvil se sienta fresco e higiénico, sino que también harán que sea un placer conducirlo. En las noches en las que puede pasar más tiempo en el tráfico de lo normal, o tiene familiares o niños pequeños para entretener, un aroma festivo puede ayudar a que el espacio sea más agradable.

Con la variedad de consejos y trucos anteriores, ¡usted y su automóvil estarán listos para una temporada de invierno segura!

Deja un comentario